2 nov. 2011

"Bullyng" o Acoso Escolar

Tradicionalmente se piensa que el acoso escolar hoy conocido también como fenómeno bullyng se refiere exclusivamente a algo físico y externo como: peleas, patadas, empujones y agresiones. Sin embargo, hay multitud de actitudes de acoso verbal y psicológico, que tienen los mismos efectos devastadores, como son los insultos, blasfemias, críticas, apodos, aislamientos, chismes, burlas, etc. Generalmente, cuando se habla de situaciones violentas en los contextos escolares se han entendido hechos tales como los robos, peleas o destrozos sobre el material y las instalaciones de los centros educativos; sin embargo, las situaciones violentas abarcan otros hechos que no siempre se hacen explícitos, tales como las agresiones verbales, las amenazas, apodos, entre otras. (Fernández, 1996).

"Bullyng", es el término tristemente de actualidad que utilizado para describir unos tipos de comportamientos no deseados que abarcan desde burlarse, hacer bromas pesadas, ignorar deliberadamente a alguien, hasta llegar a ataques personales e, incluso, abusos serios; comportamientos que pueden ser cometidos por un individuo sólo o también por un grupo o pandilla. Estas situaciones están trascendiendo bastante en los centros educativos y pueden llegar a ser muy dañinas para quienes las sufren, normalmente en silencio y soledad. Más que la acción en sí misma, lo más importante son los efectos que produce entre sus víctimas. Nunca se debe subestimar el miedo que un niño, niña o adolescente intimidado puede llegar a sentir, estas situaciones de acoso, intimidación o victimización son aquellas en la que un alumno o alumna está expuesto, de forma repetida y durante un tiempo, a acciones negativas que llevan a cabo otros compañeros, entendiendo por acciones negativas tanto las cometidas verbalmente o mediante contacto físico, como las psicológicas de exclusión.




El acoso se caracteriza como regla general, por una continuidad en el tiempo, integrando agresiones físicas, amenazas, vejaciones, coacciones, insultos o en el aislamiento intencionado de la víctima, siendo frecuente que el mismo sea la proveniente del empleo conjunto de todas o de varias de estas modalidades. La igualdad que debe organizar la relación entre iguales degenera en una relación jerárquica de dominación-sumisión entre acosador/es y acosado. Es así que ocurre un desequilibrio de poder, que puede manifestarse en forma de actuación en grupo, mayor fortaleza física o edad, aprovechamiento de la discapacidad de la víctima, etc.







Es de gran importancia, comenzar por sensibilizar al contexto educativo ya sea, futuros educadores, directivos y profesionales sobre el fenómeno bullyng, y sus implicancias en los alumnos, a través, de capacitaciones que den a conocer el fenómeno, adoptando las estrategias necesarias para poder enfrentarlo.

El sistema educativo debe enfrentar esta situación ya que tiene como misión ocuparse de la formación integral de los niños y niñas asumiendo el compromiso con nuevas generaciones y también, porque cuenta con condiciones favorables para ello. La escuela es el lugar donde los educandos invierten más tiempo y donde hay mayor cantidad de posibilidades de interacción, tanto con pares como con el profesorado y personal administrativo (Cerezo, 1997). Siendo esta institución uno de los agentes socializadores de mayor importancia en la formación integral del alumno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario