21 oct. 2011

Programación Para Tus Archivos Mentales

100 decretos afirmativos de forma subliminal para estructurar tus pensamientos, mejorando tu calidad de vida.


El “programa mental”, se refiere a que,  a pesar de las “distorsiones cognitivas”(visión dicotómica, Sobre generalización, etc.) y los “mecanismos de defensas (negación, proyección, etc.) es posible el conocimiento del propio “Proyecto de vida Inconsciente” o “Argumento existencial” a través de una indagación en la propia familia y en la memoria personal sobre los principales hechos y pensamientos que marcaron a cada destino familiar e individual. Naturalmente que en las ciencias humanas no existen certezas inexpugnables ni verdades absolutas porque nos movemos en el campo de las ideas y creencias. A ello se suman las fantasías y deseos de los padres que se transmiten de generación a generación y la Programación Mental indica que tales deseos constituyen los orígenes de nuestra subjetividad y del propio programa mental. Mas que los acontecimientos de nuestra biografía individual y grupal, cuentan las “ideas” y “modelos de vida” que nuestros “padres” desearon para nosotros. 

El Autoanálisis o Reprogramación mental consiste en una actividad arqueológica de indagación o búsqueda de los deseos, fantasías y pensamientos  de los programadores mentales (padres, etc.) que marcaron nuestro destino aún antes de nacer y con posterioridad en las “inducciones”(consejos, preceptos, órdenes, sugerencias, diálogos, ejemplos de conductas, etc.). Para la Programación Mental, la clave de las problemáticas individuales residen en la propia persona, en su “memoria a largo plazo”, cuyo componente principal es la “memoria autobiográfica” y la memoria emocional que registran los acontecimientos, deseos, expectativas, anhelos y pensamientos vinculados a cada uno de nosotros. Desde el significado personal para nuestra madre, el rol paterno de papá, sus consejos, temores, proyectos inconclusos, derrotas y virtudes, hasta personajes significativos como tíos, tías  y abuelos, que marcaron con su deseos y pensamientos nuestro devenir. Tales  informaciones se encuentran grabados en forma total en el deseo de los padres y en forma fragmentaria en la de los abuelos y parientes cercanos. La única clave para el Autoanálisis es que podemos y debemos indagar sobre los mismos y “reescribir” la propia historia ignorada para adquirir una nueva dimensión sobre nuestro proyecto de vida y mejora en todos los ámbitos.


Por supuesto, la Destinología o “Programación Mental” intenta ser simplemente un modelo analógico fundamentado en la analogía mente = ordenador  o programación mental al modo de una computadora y su programa. En éste sentido, la Destinología no intenta “mecanizar” al ser humano ni suponer que la inteligencia artificial  de las máquinas sea idéntica al comportamiento del ser humano. Por el contrario, sostiene que la historia emocional y la psicología de todo sujeto resulta ser mucho más compleja que los programas de cualquier computadora y que lo que  proponemos es una manera novedosa de significar nuestro destino. Mejor dicho, nuestro modelo, de tipo empírico y aplicado a la vida emocional de los seres humanos, resulta ser un simple modelo analógico cuya utilidad para la comprensión y resolución de las problemáticas humanas resultan promisorias.

Por ello, la Destinología fue pensada para poder comprender mejor nuestros comportamientos y estados emocionales y para poder encontrar la solución a los “conflictos de destinos” en forma más lógica y útil para cada sujeto. Por ejemplo, si un sujeto padece de estados depresivos y conoce las ideas fundamentales de la Destinología, podrá pensar su “programa mental” en forma análoga a los programas de una computadora y podrá ubicar los archivos fundamentales de su situación psicológica.





No hay comentarios:

Publicar un comentario