7 oct. 2011

Demencia

Es una enfermedad en la que se deterioran la memoria y muchas capacidades intelectuales con respecto al estado mental previo de una persona. El diagnóstico de demencia debe reunir unos criterios para poder establecerse.



Los criterios utilizados por el DSM IV son:

1.- Deterioro de la memoria a corto y largo plazo: hechos, fechas, datos…
2.- Al menos una de las siguientes alteraciones cognitivas:
  1. Afasia, con alteraciones del lenguaje como comprender, denominar…
  2. Apraxia, con deterioro de la capacidad para llevar a cabo actividades motoras pese a que la función motora en sí misma esté conservada.
  3. Agnosia, con fallos en el reconocimiento o la identificación de objetos pese a que la función sensorial está intacta.
  4. Alteración de la función ejecutiva, con fallos en la planificación, abstracción, organización…
3.- Repercusión significativa de estos trastornos en la vida social y/o laboral del paciente.
4.- Ha de suponer una merma o declive con respecto a la funcionalidad previa del paciente.
5.- los déficits no aparecen exclusivamente durante un estado de delirium, aunque éste puede superponerse a la demencia.
6.- Existe una relación etiológica con una causa orgánica, con los efectos persistentes de una sustancia tóxica, o con ambas cosas.
 La demencia es la expresión clínica de una lesión neurológica frecuentemente (aunque no necesariamente) crónica y progresiva. Pero eso no significa que sea irreversible. Se diferencia del Delirio por la ausencia de fluctuaciones del estado de   conciencia, de la lesión neurológica focal (afasia o amnesia) por el compromiso de más de una de las funciones y del Retardo Mental porque ocurre después de que el sujeto había adquirido estas capacidades.


CAUSAS FRECUENTES DE DEMENCIA
Enfermedades degenerativas (Alzheimer, Pick, Parkinson, Huntington)
Trastornos vasculares (infarto, isquemia, multiinfartos, microangiopatía)
Tumores (primarios y metastásicos)
Trauma cráneo encefálico
Infecciones del SNC (sífilis, SIDA)
Trastornos fisiológicos (Epilepsia, Hidrocefalia)
Enfermedades metabólicas (deficiencias vitamínicas, endocrinopatías crónicas)
Enfermedades desmielinizantes (Esclerosis múltiple)
Intoxicaciones (metales pesados, alcohol, monóxido de carbono

SIGNOS Y SÍNTOMAS

Los síntomas dependen de las áreas cerebrales comprometidas. Todas las demencias provocan el compromiso de la memoria. Suele afectarse primero la capacidad para formar nuevos recuerdos y más tardíamente la evocación de recuerdos antiguos. Las demencias de predominio cortical, como la Enfermedad de Alzheimer, conducen más rápidamente a cuatro signos cardinales: afasia, apraxia, agnosia y deterioro de las habilidades de coordinación visoespacial. Estos revelan el deterioro de las cortezas parietal y temporal y de los circuitos límbicos de formación de memoria. Las demencias con lesión subcortical (su mejor ejemplo es la enfermedad de Parkinson) incluyen temblor, bradicinesia, rigidez y otros signos extrapramidales. Las que comprometen más el lóbulo frontal suelen presentar desinhibición, conducta social inadecuada, euforia e hiperactividad, o apatía, abandono y mutismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario